“De la crisis económica a la crisis política” Manuel Castells

Un ensayo imprescindible para
entender nuestra época

Manuel Castells tiene el don del cirujano, el corte preciso, breve, en apariencia fácil, pero fruto de años de investigación. El objetivo de su bisturí aquí es la crisis que arranca en 2008, la great recession como ha sido bautizada en Estados Unidos destronando a la de 1929. Su análisis incisivo hace aflorar los cambios profundos que se han operado en España y en el mundo: la deslegitimación de los políticos y de las élites, los movimientos críticos con el sistema, los nuevos partidos, el impacto en la Unión Europea y el euro, la cuestión catalana, la nueva sensibilidad  antimercantilista, que se comunica por internet y valora más la interrelación humana que el interés.

“No son crónicas periodísticas, son ensayos que pretenden tener una unidad conceptual e interpretativa. Intentan aportar, según reza el título, una mirada crítica. Crítica desde el punto de vista de lo que les ocurre a las personas, sin alinearse con instituciones, intereses, partidos o ideologías, poniendo en práctica mi absoluta libertad intelectual. Claro que no es una observación neutral. ¿Cómo podría serlo ante tanta inequidad, abuso, manipulación, opresión y humillación que han caracterizado la práctica de las instituciones y organizaciones dominantes de nuestras sociedades en estos tiempos de crisis? Son textos razonablemente indignados, cuyo interés sólo el lector puede evaluar.” (pág. 15)

Manuel Castells (Hellín, 1942) es catedrático emérito de Sociología en la Universidad de California-Berkeley, catedrático de la Universitat Oberta de Catalunya, catedrático de Comunicación de la Universidad del Sur de California en Los Angeles y fellow de St. John’s College en la Universidad de Cambridge. Es académico de la Real Academia Española de Ciencias Económicas y Financieras. Es autor de 26 libros, incluida la trilogía La era de la información: economía, sociedad y cultura, 1996-2003 (Blackwell), traducida a 23 lenguas. Uno de ellos, Observatorio global: crónicas de principios de siglo, fue publicado por Libros de Vanguardia en 2006. También es coautor y editor de 22 libros más. Entre otras distinciones ha recibido los premios Catalunya de Sociología, el Nacional de Sociología y Ciencia Política de España, el Holberg, el Balzan y el de Periodismo Conde de Godó. Entre sus colaboraciones en la prensa, destaca su sección Observatorio Global de periodicidad quincenal, que desde 2003 se publica en el diario La Vanguardia.

“Uno de los misterios de una sociedad como la nuestra en profunda crisis económica es su relativa estabilidad. Claro que el Estado de bienestar funciona como red de  seguridad. Y la familia aguanta, y los niños y niñas se quedan en casa hasta bien creciditos. Pero hay algo más, algo fundamental que existe más allá de la mirada rutinaria del experto. Y es que una buena parte de la vida de la gente y de sus prácticas económicas no siguen las reglas del mercado capitalista.” (pág. 108)

“La corrupción es un rasgo sistémico de la sociedad y la política a lo largo de la historia.  Constatarlo no es resignarse sino alertar sobre su corrosivo efecto. Porque, si no podemos confiar en nuestros representantes y gestores, ¿por qué hacer el primo respetando leyes, pagando impuestos y haciendo cola para que nos llegue algo de la riqueza que producimos? [...] Y lo peor es, salvo honrosas excepciones, la escasa sensibilidad de la clase política a la indignación ciudadana.” (pág. 163)

“Y cuando la sociedad se transforma, no hay Constitución que valga, ni bipartidismo que resista. Cuando un país despierta a la realidad de ser un país de países, cuando la sociedad es multicultural, cuando los valores cambian en permanencia, cuando las generaciones de la postransición deciden que su presente no es el pasado de otros, cuando las opciones políticas se multiplican y cuando los ciudadanos movil-izados no están dispuestos a tragar y hacen de su capacidad autocomunicativa un proyecto de control de los de arriba, cuando el autogobierno se prefigura en la práctica cotidiana y cuando para vivir globalmente hay que pensar y actuar localmente, cuando todo eso ocurre, la única certidumbre es la que determina la capacidad de manejar la incertidumbre. Y la única estabilidad política es la apertura de las instituciones a la sociedad, a la participación y a la cultura de la negociación. No entre aparatos. Sino entre personas y entre las instituciones controladas por los ciudadanos. Por eso estamos viviendo un cambio de época. Hemos entrado en la época en que, tal vez y a pesar del mal fario de la política, podamos apropiarnos de nosotros mismos y decidir nuestro futuro en comunidad y en libertad.” (pág. 266)

Descargar dossier de prensa

 

 

 

De la crisis económica a la crisis política
Una mirada crítica
Manuel Castells
Páginas 272 | PVP 19 €
Ediciones LibrosdeVanguardia